Saludar en Alemania…¿la mano o dos besos?

Uff, ¡vaya tema!

Algo tan cotidiano y tan simple como un saludo puede llegar a ser un problema si no conocemos las costumbres del país al que marchamos. Las diferencias pueden ser abismales.

Saludar... ¿la mano o dos besos-

En España, para saludar a alguien con dos besos, no hacemos diferencia entre si acabamos de conocer a esa persona o ya la conocíamos de antes. La diferencia estriba en la efusividad que le demos a esos besos y en la proximidad de los cuerpos al realizarlos. Podemos rozar las mejillas y lanzar los besos al aire, en el caso de no conocer a la persona, o “plantar” dos sonoros besos mientras sujetamos ligeramente el brazo de esa persona, si nos une una amistad o tenemos lazos familiares, natürlich!. En este último caso, el abrazo también es posible.

Un leve contacto corporal puede llegar a molestar enormemente a un alemán ( a ver…si no lo está buscando, claro;)  Eso de invadir su espacio vital…como que no. Esto me recuerda a una profesora que tuve en el instituto que era estricta hasta en la forma de vestir, y que se presentó el primer día dibujando una linea imaginaria entre ella y nosotros mientras decía: “este es mi espacio y este es el vuestro, ¡ni se os ocurra invadirlo!”

Pues algo parecido pasa con los alemanes. Ellos no trazan una linea imaginaria, sino una circunferencia a su alrededor creando así una especie de “burbuja espacial”. El radio de esa “burbuja” dependerá de lo largo que tenga el brazo la persona en cuestión. Es la distancia orientativa que deberíamos dejar al hablar con una persona que no conocemos.

Resulta muy gracioso curioso observar un saludo/presentación en Alemania donde al menos haya una mujer (por ejemplo una española y un alemán o alemana). Pongámonos en situación:

Tu primera intención es acercarte para dar los besos correspondientes…¡ya empezamos mal! El alemán o alemana al ver que has invadido literalmente su “burbuja” retrocede un poco. En ese momento te quedas paralizada y tu cara es de: “¿Esto me está pasando a mi?”. El alemán o alemana se da cuenta de la situación y por no quedar mal “accede” acercándose como para dar algún beso.  En esto que tú ya has sacado la mano para estrecharla y es ahí cuando se produce una especie de “baile” absurdo donde terminas dando la mano, algo parecido a un beso y con ganas de marcharte cuanto antes.

Para que quede claro, en Alemania, quitando el entorno familiar, se saluda estrechando la mano. Hasta los niños hacen este gesto para saludar a un adulto.

Ahora bien, supongo que debido a la globalización o a la cantidad de culturas diferentes que conviven en Alemania, cada vez se suele ver a más grupos de jóvenes saludarse con besos, o incluso con una especie de “medio-abrazo”. Lo llamo así porque lo realizan con la mitad del cuerpo. Es como un leve choque con uno de los hombros y una “pasadita” del brazo por la espalda.

También están los “listillos” de turno que aprovechando la situación les cogen gusto a eso de los besos y te los quieren “plantar” a la mínima ocasión, pero para eso una tiene que ser más “listilla” y sacar la mano a la mínima de cambio 😉

En resumidas cuentas, como dice un dicho en España: “Donde fueres (haz) lo que vieres”.

Si quieres saber los distintos tipos de saludos que existen en alemán te recomiendo que pulses aquí.

¿Has vivido alguna situación similar? ¿Conocías esta costumbre alemana?

Ya sabes que me alegran mucho tus comentarios, así que anímate, comenta y no olvides compartirme en tus redes sociales. Nos vemos pronto.

Tschüss! Und bis zum nächsten Mal!!

 

Anuncios

2 comentarios en “Saludar en Alemania…¿la mano o dos besos?

  1. Cuanto odio ese medio-abrazo! Me viene a la mente la expresion “nichts Halbes und nichts Ganzes”. Deberíamos echarle más ganas al contacto corporal entre amigos (sobre todo!) y darnos un abrazo de verdad o unos besitos como en España/Francia/Italia. Los jóvenes alemanes tenemos un complejo del saludo impresionante, nunca sé como saludar a mis amigos que veo todos los días. Un abrazo cada día cuando nos saludamos y despedimos? Que cansón. La mano? demasiado formal? Besitos? Demasiado íntimos. Un “na?” informal? Mucho mejor! Por lo menos en el ámbito laboral no hay duda: damos la mano y punto, sin lugar a dudas.

    Me gusta

    • Completamente de acuerdo contigo. Aquí, en España, si ves a un amigo todos los días bastaría con decir: hey! (o lo que se diga según la región) mientras das un toque en el brazo, ya que el contacto corporal está mucho más tolerado 😉
      Gracias por comentar Ju Le
      Un saludo
      Laura

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s