10 cosas que tienes que saber del alemán antes de estudiarlo

Antes de empezar a estudiar cualquier idioma, conviene hacerse una idea de qué nos vamos a encontrar para no llevarnos luego una sorpresa.

Pues bien, aquí os dejo un recopilatorio con  10 cosas que debéis saber antes de empezar a aprender alemán. Por supuesto, hay algunas más, pero para empezar éstas son las más importantes.

Cosas que tienes que saber antes ...

Toma nota que empezamos:

1. En alemán existen tres géneros: Masculino (der), femenino (die) y neutro (das). Cada uno de ellos tiene su propio artículo. Sin embargo, y por suerte, los tres géneros comparten el mismo artículo en las formas de plural (die). Da igual que la palabra sea masculina, femenina o neutra, cuando se trata de formar el plural el artículo siempre es “die“.

Es aconsejable aprender cada palabra con su artículo y forma de plural, ya que es muy probable que no coincida con el género que tenga en castellano.

(M) der

(F) die                 (Pl.) die

(N) das

2. Tiene varias terminaciones para formar el plural de los sustantivos (nombres), y cuando digo varias me refiero a más de tres o cuatro. De ahí la importancia de aprenderse junto con el artículo también la forma de plural de las palabras.

3. En alemán se declina. ¿Qué quiere decir esto? Pues que hay palabras que van a variar su terminación dependiendo de la función que desempeñen en la frase (sujeto, objeto directo, etc.) Se declinan los pronombres, los adjetivos, los artículos, los numerales y los sustantivos.

Existen cuatro casos que son: Nominativo, acusativo, dativo y genitivo.

Nominativo: Función de sujeto; preguntamos al verbo ¿qué? o ¿quién? (Was?oder Wer?)

Acusativo: Función de objeto directo; preguntamos al verbo ¿qué? o ¿a quién? (Was?oder Wen?)

Dativo: Función de objeto indirecto; preguntamos al verbo ¿a quién? o ¿para quién? (Wem?)

Genitivo: Función de complemento del nombre; preguntamos al verbo ¿de quién? (Wessen?)

A  esto anterior hay que añadir que no siempre vamos a preguntar al verbo, puesto que hay verbos que van a ir acompañados obligatoriamente por un dativo o un acusativo. Veamos un ejemplo:

Ich danke dir (te lo agradezco/te doy las gracias)

El verbo danken (agradecer) rige dativo, es decir, que lo que vaya detrás de él (que se pueda declinar) tiene que ir obligatoriamente en dativo. En este caso dir es la forma de dativo del pronombre personal tú.

Las declinaciones no pueden convertirse en la excusa para dejar de estudiar alemán, no hay que tenerles tanto miedo. Que no declinemos bien un adjetivo o un pronombre no quiere decir que nuestro interlocutor no nos vaya a entender, siempre y cuando pronunciemos correctamente. Podría suponer un problema si nos vamos a presentar a un examen oficial o vamos a mantener correspondencia, por ejemplo, en el ámbito laboral.

4. Tiene unas reglas de pronunciación muy claras (a diferencia de lo que ocurre por ejemplo con el inglés), pero cuenta con sonidos que no tenemos en español.

5. Todos los sustantivos se escriben en mayúscula.

6. También se escribe siempre en mayúscula la forma de cortesía. Una misma forma sirve tanto para singular como para plural; el contexto nos aclara si nos referimos a una o a varias personas. Veamos un Beispiel (ejemplo):

Sie  (usted / ustedes)

Woher kommen Sie (¿De dónde viene usted? / ¿De dónde vienen ustedes?)

7. En los números, a partir del 13 y hasta el 99, antepondremos las unidades a las decenas. Zum Beispiel (por ejemplo):

13  ⇒   drei (3)  +  zehn (10) =  dreizehn  (literalmente: tres diez)

99  ⇒  neun (9)   +  und  +   neunzig (90)  =  neunundneunzig  (literalmente: nueve y noventa)

Fácil ¿no? 😉

8. Los verbos se conjugan de forma más simple que en español . Hay menos tiempos verbales y son más fáciles de construir.

9. Hay un esquema para el orden de la frase donde colocamos el verbo conjugado siempre en segunda posición, a excepción de algunos casos (punto siguiente).

Ich komme aus Spanien  (vengo / soy de España)

Wer kommt aus Spanien? (¿Quién es de España?)

En ese mismo esquema, si el sujeto no ocupa la primera posición, pues pasa a ocupar la tercera, es decir, que si no se encuentra delante del verbo lo colocamos inmediatamente detrás de él.

Ich komme morgen  (vengo mañana)

Morgen komme ich ( mañana vengo)

10. El verbo ocupa la primera posición en las frases imperativas y en las preguntas, siempre que su respuesta sea sí o no (pregunta cerrada).

 

Esto y mucho más lo encontraréis repartido en distintas entradas, todo “desmenuzadito”, explicado con un lenguaje sencillo y con muchos ejemplos, haciendo referencia (si se necesitara) a la gramática española, porque como ya he mencionado con anterioridad… “la dificultad de aprender otro idioma radica muuuchas a veces, en que no conocemos bien o no nos acordamos de cómo funciona nuestra propia lengua”.

Acompáñame y aprende alemán sin dolor 😉

¿Conocías ya algo de lo que he comentado? ¿Te has atrevido ya con las declinaciones? ¿Quieres aprender conmigo “con un poco de anestesia”?

No olvides dejarme un comentario y si te ha gustado compartirme en tus redes sociales.

Tschüss! Und bis zum nächsten Mal!!!

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s