Tips para aprender alemán de forma eficaz

Todos sabemos que el alemán no es un idioma fácil para los hispanohablantes, pero tampoco es de los más difíciles.

No voy a engañarte ni a traerte métodos como: “Aprende a hablar alemán en 15 días”. Hallo?… ¿Dónde me he perdido?…¿15 días?…Ni 15 días ni 85, el que diga eso sólo sabe la teoría pero no la práctica. Esto es una carrera de fondo que gana el que más aguante y eso sólo se consigue con mucho esfuerzo y horas de entrenamiento. Pero la sensación y satisfacción de llegar al final será…unglaublich! (increíble).

Tómalo como un reto, ponte una meta y ¡DISFRUTA!

Tips

Aquí tienes algunos de mis tips:

  • Encuentra tu motivación. Sin ella es muy probable que te canses y abandones a mitad de camino. Puede ser un viaje a Alemania por puro placer o por motivos laborales, para hablar con esa persona que acabas de conocer (alemana, natürlich!), para ser más competitivos en el ámbito laboral, o simplemente porque te apetezca y te encante (¿aún lo dudas?).

  • Se constante. Es mejor un poco de alemán cada día que darse el “atracón” una vez cada cierto tiempo y luego no acordarse de nada casi nada. El esfuerzo habrá sido en vano. Con “un poco de alemán cada día” no sólo me refiero a repasar estructuras, por ejemplo, también vale tener encendida la radio para ir haciendo el oído o ver un poco la televisión.
  • Ten paciencia. El alemán no es cosa que se aprenda en dos días, pero si le das el tiempo que te pide te sorprenderá. ¡Cuidado que crea adicción! 😉
  • Aprende cada palabra con su artículo y forma de plural. Te harán falta cuando vayas a declinar. (Ups…¿he dicho declinar?, mejor lo dejamos en… te harán falta más adelante).
  • Haz listados de palabras. Agrúpalas según la temática (también puedes utilizar tarjetas), haz listas de verbos: regulares, irregulares, separables, no separables, con dativo …(Eh?  Dati…. qué? Mejor pasamos al siguiente punto).
  • Utiliza los colores. Por ejemplo, para marcar el género de los sustantivos, o para marcar el acusativo y el dativo (¡ y dale con el dativo!). Esto último viene muy bien para aprender las preposiciones.
  • ¡Fuera vergüenzas! ¡Ojo! que no es lo mismo que “sinvergüenza” ;). Aprovecha cada oportunidad para hablar en alemán, ten en cuenta que de los errores se aprende. Los españoles, por regla general, tenemos un gran sentido al ridículo, y al hablar en otro idioma solemos pensar mucho antes de articular palabra. La consecuencia de esto es que terminamos aburriendo a la persona que nos está escuchando y probablemente será la última conversación que tengamos con ella.
  • Si no tienes a nadie con quien practicar, practica contigo mismo. Ponte delante de un espejo, hazte preguntas y respóndelas, recrea situaciones en las que tengas que exponer algo y actúa. Se creativo.
  • Piensa en alemán. Las traducciones literales no siempre te van a servir.
  • y recuerda… “Übung macht den Meister” (la práctica hace al maestro). Practica, practica y practica.

 

¿Tienes ganas de empezar o de seguir aprendiendo? ¿Has encontrado ya tu motivación? ¿Te gustaría compartirla conmigo?

Si te ha gustado déjame un comentario  y si crees que puede resultarle útil a otra persona, no olvides compartirlo en tus redes sociales.Nos vemos pronto.

Tschüss! Und bis zum nächsten Mal!!

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s