Saludar en alemán…Hallo!

Saludar es un gesto natural y puede decir mucho de nuestro estado de ánimo, según el énfasis que le demos, si lo apoyamos o no con las manos o con algún gesto facial.

ganasdealeman.com

No hay nada mejor para empezar el día que dar o recibir un buen Moooorgeeeen!

¿Que no sabes todavía cómo saludar en alemán? No te preocupes que te he preparado un vídeo de lo más completo 😉

¡Dentro vídeo!

Si no puedes ver el vídeo ahora no te preocupes porque te lo detallo todo enseguida. Eso sí, échale un vistazo en cuanto puedas porque te va a ayudar bastante con la pronunciación y la entonación.

Los saludos se pueden dividir, dependiendo del trato que tengamos con la persona y en el momento del día en que nos encontremos, en formales e informales.

Saludos formales

Guten Morgen!  [gúten móagen] (¡Buenos días!)

Gut significa “bueno” y Morgen (der Morgen) significa “mañana”. Ya aquí vemos cómo los artículos no coinciden, para nosotros la mañana es femenino y para ellos es masculino (der Morgen). Lit. significaría “buena mañana”.

Es un saludo que se puede utilizar desde que nos levantamos hasta aproximadamente las 11 o 12 de la mañana o mediodía respectivamente.

Tiene su forma abreviada, Morgen!, que se utiliza sobre todo cuando conocemos a las personas a las que saludamos y al pronunciarlo se le da un toque más alegre.

Guten Tag! [gúten tak] (¡Buenas tardes!)

Gut ya hemos visto lo que es y Tag (der Tag) significa “día”. Lit. significa “buen día”. Tiene su sentido porque es el saludo que se emplea durante gran parte del día. Desde las 11 o 12 de la mañana hasta las 5 o 6 de la tarde (dependiendo de la zona y de lo pronto que oscurezca).

Su forma abreviada es Tag!

Guten Abend!  [gútenábent] (¡Buenas noches!)

Der Abend significa “tarde/noche”. Este saludo se emplea a partir de las 5 o 6 de la tarde.

Su forma abreviada es n’Abend! (esa “n” es de la terminación de guten).

Saludos informales

Hallo!  [jálo]

Es el saludo que equivale a nuestro “hola” y que sirve para cualquier momento del día.

Hi! / Hey!  [jái /jéi]

Son saludos muy coloquiales utilizados normalmente entre gente joven.

Na, alles klar?  [ná, áles klá]( ¿y?, ¿todo bien?)

Es una expresión muy coloquial y que por su significado puede “encajar” en distintas situaciones de la vida diaria. Lit. alles klar sería “¿todo claro?”.

Saludos especiales

Mahlzeit!  [máltsait] (¡Que apreveche!)

Es el saludo que se suele hacer a la hora de comer  ya sea en casa, en el comedor del trabajo (die Kantine) o en el de la universidad (die Mensa), entre las 11:00 y 13:30 aproximadamente.

Servus!  [séavus]

Este saludo se utiliza en el sur de Alemania y Austria para todo el día.

Grüß Gott!  [grüs got]

Saludo formal que se utiliza en el sur de Alemania, equivalente a “¡buenos días!, ¡buenas tardes! y ¡buenas noches!”. Grüß viene del verbo grüssen que es “saludar” y Gott (der Gott) significa “Dios”. La traducción literal sería algo así como:”le saluda Dios”.

Grüß dich! / Grüß euch!  [grüs dish / grüs oish]

Es el equivalente informal de Grüß Gott!, lo podemos traducir por “¡hola!”. La diferencia está en que el primero se utiliza para singular y el segundo para plural. Lit. sería: “te saludo” / “os saludo”.  Dich y euch  son los pronombres personales “tú” y “vosotros” declinados en acusativo (ya los veremos, keine Panik!!!).

Moin Moin!  [moin]

Es un saludo equivalente a “hola” que se hace en el norte de Alemania. Es muy característico de Hamburgo. También se puede decir solamente Moin!

Para terminar y a propósito de los saludos, os voy a contar una anécdota que me ocurrió cuando trabajaba dando clases de español en un instituto en Nordrhein- Westfalen.

Soy una persona alegre, risueña, que se ríe de su propia sombra y a la que le gusta poner al mal tiempo buena cara con una sonrisa.

Era sorprendente cómo con un simple Moooorgeeen! (dicho a mi manera, natürlich!, y con una sonrisa de oreja a oreja) era capaz de transformar las caras de cada vez más personas.

Al principio me miraban como diciendo…”¡ésta de qué va!, si el tiempo está horrible, apenas vemos el sol, hace un frío de mil demonios y encima oscurece a las 4 de la tarde. Pero yo me mantenía en mis trece y día tras día entraba en la sala de profesores con mi mejor Mooorgeeen!!

Mi sorpresa fue que al regresar después de haber estado fuera un par de semanas, me recibieran con un Mooorgeen!! al más puro estilo Laura, y la jefa de mi departamento me dijera: “Gracias por traer el sol cada mañana con tu sonrisa, la hemos echado de menos” ¡Casi lloro de la emoción!

¿Te ha pasado algo parecido alguna vez? ¿Eres de los que ponen al mal tiempo buena cara o te “contagias” del estado de ánimo de los que te rodean?

Si te ha gustado lo que te he contado hoy, no olvides dejar tu comentario (¡me encanta!) y compartirme en tus redes sociales. Nos vemos pronto.

Tschüs!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s