Bitte! O un poquito de “por favor”

Bitte es una palabra comodín en Alemania. Ya veremos cómo, dependiendo del contexto, puede tener varios significados.

Es de esas palabras que tienes que saber utilizar bien desde el principio, ya que junto a danke (gracias) y a Entschuldigung (disculpa, perdona) va a convertirse en parte de tu vocabulario diario (no puedes viajar a Alemania sin saberlas).

Bitte! ¡Un poquito de -por favor-!

En alemán tenemos:

Bitte, el adverbio, que significa “por favor” (entre otros significados).

Bitte ( die Bitte), el sustantivo, cuyo significado es “ruego, solicitud”.

Bitten, el verbo, que significa “pedir, rogar”.

Nos vamos a centrar en el adverbio porque es el que se utiliza en más contextos.

¡Comenzamos!

Bitte para decir “de nada”

Ya lo conocimos cuando aprendimos a dar las gracias en alemán.

Danke! —- Bitte!

Danke schön! —- Bitte schön!

Danke sehr! —- Bitte sehr!

Recuerda que puedes hacer las combinaciones a tu gusto, no tienen por qué ir emparejadas.

Bitte para decir “por favor”

Cualquier ruego o petición al que añadamos bitte va a adquirir un tono más cortés. Da igual que lo coloquemos al principio, en medio (siempre que respetemos el orden de la frase) o justo al final, su significado va a seguir siendo el mismo.

Pongamos algún ejemplo:

¿Te acuerdas cómo se preguntaba por el nombre de una persona? Pues a esa pregunta vamos a añadirle bitte para hacer que suene más educada, por llamarlo de algún modo.

(Wie ist) Ihr Name?

(Wie ist) Ihr Name, bitte?

En la primera pregunta nos pueden contestar dos cosas: una, el nombre; y dos, “¿y a usted qué le importa?” (Bromas aparte, no utilizar bitte (por favor) se considera una grosería).

Sin embargo, en la segunda pregunta, por el hecho de ir acompañada de bitte, la cosa cambiaes como si se tratase de una palabra mágica ante la que todos reaccionan.

Otro ejemplo, ahora con bitte en primera posición:

Bitte nicht stören

¿Quién no ha visto alguna vez un cartelito de “no molestar” en la habitación de algún hotel?

Bitte como contestación a una disculpa

Es normal que alguna vez tropecemos con alguien, o le pisemos, o caigamos algo al más puro estilo Steve Urkel: “Ups… ¿He sido yo?”

En tal caso, para disculparnos utilizaremos Entschuldigung (disculpa, perdona) y contestaremos, normalmente, con: “bitte“.

Imagina que estás en el tren, metro o por la calle y sin querer rozas a una persona, la situación sería la siguiente:

Tú: Oh, Entschuldigung!  (¡Uy! ¡perdón!)

La otra persona: Bitte!  (No ha sido nada, no importa. Literalmente, “macht nichts“).

Bitte como ofrecimiento

Cuando entregamos algo a alguien, ya sea en una cafetería, en el mostrador de algún comercio o a nivel personal, se utilizan las expresiones: “bitte schön” o “bitte sehr”.

Imagina que estás en una cafetería y has pedido un café (¡qué original!), el camarero o camarera que te sirva el café, al depositarlo en la mesa dirá:

Camarero: Bitte schön!  (permiso)

Tú: Danke!  (gracias)

Bitte para solicitar repetición o aclaración

Éste apréndelo bien para cuando te hablen en alemán, lo vas a necesitar, ya que aunque me digas que tienes un buen nivel, al existir tantas variaciones dialectales puede que alguna vez no  entiendas algo.

También el contexto juega un papel importante. No es lo mismo hablar en un lugar tranquilo que en mitad de la calle con tráfico y demás.

Imagina que estás en un bar, hay mucha gente, la música está alta y alguien se acerca y te pregunta: “¿Estudias o trabajas?” Que nooo, que es broma, ¡qué antigüedad!

Persona: Es  i**   #och   f#*?

Tú: Wie, bitte?  (¿Cómo por favor? / ¿Puede repetirlo?)

Persona: Es ist noch frei? (¿Está libre? ) (Se refiere al asiento, que nos conocemos) 😉

Bitte para atender al público o cliente

Cuando sólo te han enseñado que bitte o bitte schön se utilizan a modo de respuesta de danke, ni te imaginas que puedas utilizarlo en muchas más situaciones, sobre todo si los nervios te juegan una mala pasada.

Me ocurrió la segunda vez que viajé a Alemania. Volvía de las vacaciones de Navidad y mis maletas no aparecían por ninguna parte. ¡Qué nervios! Me entró el pánico porque no sabía adónde tenía que dirigirme (el aeropuerto de Frankfurt es una “ciudad” y los teléfonos móviles e internet, a los niveles que hoy entendemos, brillaban por su ausencia).

Cuando llegué a la ventanilla que me habían indicado (con muchísimo trabajo porque mi alemán aún era muy precario), iba tan nerviosa pensando en lo que tenía que decir, que cuando me atendieron con: “Ja, bitte schön?” (a modo de ¿qué desea?), no se me ocurre otra cosa que contestar con un “danke schön” (muchas gracias). Te puedes imaginar la cara de la chica…, pero mi mente estaba ocupadísima temiendo que llegase la pregunta: “¿Podría describir su maleta por favor?”

Sabía decir todos los colores del mundo excepto estampado XD

¿Te ha ocurrido algo parecido? ¿Sabías que podías utilizar bitte en tantos contextos?

Aquí te dejo el vídeo.

Ya sabes que puedes dejarme tus comentarios,  y si te ha gustado o crees que le puede servir a alguien, no dudes en compartirlo en tus redes sociales. ¡Nos vemos pronto!

Tschüs!

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s