La pronunciación en alemán (Teil 5): Cómo suena la “ch”

A estas alturas ya habrás entendido el por qué de una buena pronunciación. No basta con que sepamos perfectamente la gramática y que nuestras frases sean “impecables”. Si no pronunciamos bien, mein Freund, todo ese tiempo invertido en aprender alemán se irán al traste, y no queremos eso, ¿verdad?

La pronunciación de la “ch” siempre plantea muchos problemas. ¿Sabías que hay tres formas de pronunciarla? Keine Panik!! No te alarmes tan pronto y sigue leyendo.

¿Sabes cuál es el eslogan de este blog? APRENDE ALEMÁN SIN DOLOR

Pues para que no te “duela” voy a darte una serie de reglas para cada una de las formas que hay de pronunciar la “ch”, y no sólo eso, también te he preparado un vídeo con trucos para conseguir uno de los sonidos nuevos para aquellos que tenemos el español como lengua materna. ¿Alguien da más? 😉

ch

 Esta grafía (ch) es una de las responsables de que el alemán suene “tan alemán”. Dependiendo de la región de Alemania que visites o de la procedencia de la persona con la que hables, la “ch” tomará distintos matices, pero en el alemán estándar (Hochdeutsch), que es lo que vas a oír de manera generalizada, su pronunciación es la siguiente:

  1. La ch con sonido [ç]  (no lo tenemos en español)
  2. La ch con sonido [x] (nuestra “j”)
  3. La ch con sonido [k]  (nuestra “k”)

La ch con sonido [ç]

Es difícil escribir sobre la pronunciación de alguna letra o palabra, más aún cuando se trata de un sonido que no tenemos en nuestra lengua materna, como es en este caso. Para mí lo más sencillo sería mostrarte el vídeo directamente, pero si eres como yo, que si sigues un blog es porque te gusta leer las cosas y no que te las cuenten, querrás que redacte la entrada hasta el final (¡quién dijo miedo!). Además, hay veces en las que es imposible visualizar un vídeo de Youtube en el momento que lo necesitamos.

Te voy a dar unas indicaciones para que puedas reproducir este sonido:

Leer más »

Anuncios

Los meses del año en alemán: Die Monate

Aprender los meses en alemán no te va a suponer mucho esfuerzo. Tanto en español como en alemán los nombres actuales de los meses provienen del latín, por tanto, al compartir la misma raíz latina te va a resultar muy fácil intuir de qué mes se trata en cada momento.

Algunos meses hacen referencia a dioses y a emperadores romanos y otros, simplemente, a la posición que ocupaban en el calendario.

Vamos a verlos uno por uno. Recuerda que los meses son todos de género masculino, por tanto, van a ir acompañados del artículo der. Los vamos a marcar en azul porque es el color que hemos elegido para designar a los sustantivos masculinos (pero tú puedes elegir el color que prefieras). Puedes repasar el género de los sustantivos aquí.

los-meses-en-aleman-die-monate

Die Monate

der Januar [iánua]  (enero)

Del latín Ianuaris. Toma su nombre del dios romano Jano (Janus), dios del principio y del final, representado por una cabeza con dos caras que podían mirar al pasado y al futuro.

Tiene 31 días (31 Tage) y en él se festeja das Neujahr (Año Nuevo).

der Februar  [fébrua]  (febrero)

Del latín Februarius. Proviene del nombre februare, que quería decir “limpiar”, ya que en la tradición romana en este mes se expiaban las culpas y se hacían ofrendas a los muertos.

Tiene 28 días (28 Tage), 29 in Schaltjahren (años bisiestos). En él se celebra der Fasching (carnaval).

der März  [méats] (marzo)

Del latín Martius. Su nombre lo toma del dios romano Marte (Mars), dios de la guerra. Con él comenzaba el calendario romano (sólo tenía 10 meses). Con la llegada de Julio César, que implantó el calendario juliano en el que se incluían enero y febrero, pasó a ser el tercer mes del calendario.

Tiene 31 días (31 Tage). Con él comienza der Frühling (primavera) y se celebra das Ostern (Pascua), aunque también puede celebrarse  en abril.

der April  [apríl]  (abril)

Leer más »

ß oder ss? Cómo utilizarlas correctamente

He ahí la cuestión 😉

Vamos a intentar explicarlo lo más fácil y breve posible.

s-oder-ss

Después de la última reforma ortográfica (2006) llevada a cabo por el Consejo para la Ortografía alemana (Rat für deutsche Rechtschreibung), el uso de la ß queda recogido de la siguiente manera:

Se escribe ß después de vocales largas y diptongos si la raíz no termina en otra consonante (en ese caso se escribiría con -s*). 

die Straße  [shtraaase]  (la calle)

groß  [grooos]  (grande)

der Strauß  [shtraus]  (avestruz, ramo de flores)

heißen  [jaisen]  (vb. llamarse)

grüßen  [grüsen]  (vb. saludar)

das Maß  [maaas]  (la medida)

Pero como toda buena regla… tiene también sus excepciones (Ausnahmen).

Ausnahmen:

  • La preposición aus y sus derivados → heraus, hinaus, etc.
  • Meist⁄ens, Rest⁄e → la raíz de la palabra no termina en -s*, sino en otra consonante (-t).

Todo esto está muy bien pero…¿cómo sabemos hasta dónde llega la raíz de una palabra?

Pongamos un ejemplo en español:

Pago, pagar, pagarés, … todas ellas tienen algo en común, la raíz pag-. A esta raíz se le han añadido sufijos o terminaciones diferentes que le aportan distintos significados. Para llegar a la raíz de una palabra debes quitar esas terminaciones (si las llevase) para quedarte con la parte de la palabra que permanece invariable al cambiar de sufijo. Los sufijos por sí solos no tienen significado, son ellos los que aportan el significado al unirse a la raíz de una palabra.

Lo mismo ocurre con los prefijos, pero éstos se colocan delante de la raíz. Tomemos la palabra pago, ésta está compuesta de pag- (raíz) y -o (sufijo). Si le añadimos pre- delante formaremos una palabra totalmente distinta a la original, prepago.

Pues lo mismo ocurre en alemán, hay una palabra “base”, que es la raíz, a la que se le van a ir añadiendo sufijos y/o prefijos para obtener palabras distintas. Pongamos un ejemplo:

Leer más »

El presente de los verbos regulares: das Präsens (Regelmäßige Verben)

Ya el título de la entrada nos revela lo que nos vamos a encontrar más adelante, los “temidos” verbos irregulares. Pero no temas aún porque no es lo que venimos a tratar hoy, sólo me ha surgido una pregunta: ¿Por qué cada vez que estudiamos una lengua hay que distinguir entre verbos regulares e irregulares? ¿No hay ninguna lengua en la que todos los verbos sean regulares?

Regular en un verbo quiere decir que su raíz no va a sufrir cambios en ninguna de sus personas ni de sus tiempos. Por suerte, la mayoría de verbos alemanes son regulares, peeeero hay un gran número de verbos importantísimos y de uso diario que son irregulares y que, por tanto, tendrás que aprenderte.

A continuación vamos a ver cómo se conjuga un verbo regular en presente de indicativo, algunas características especiales y cuándo podemos emplearlo.

el

¿Cómo se conjuga un verbo regular en presente?

Para conjugar un verbo regular en presente primero hay que saber cuál es su raíz para, a continuación, añadirle las terminaciones correspondientes de cada persona (ver tabla más abajo).

La raíz de un verbo se obtiene al quitarle la terminación -en (terminación de la inmensa mayoría de verbos) a su infinitivo. Veamos varios ejemplos:

Leer más »