El orden de la frase en alemán (1). Sujeto y verbo.

Una de las cosas que más nos llama la atención a los hispanohablantes y “nos trae por la calle de la amargura” (y no estamos hablando de la declinación) es tener que esperar al final de la frase para captar el sentido completo de ésta.

Imagínate en una conversación en la que aparentemente te estás enterando de todo (o, al menos, eso crees) y de buenas a primeras, sin previo aviso, alguien termina la frase con un “an”, “vor” o “mit” ( pues te “descoloca”, y ver tu cara de incertidumbre tiene que ser todo un poema, pues estas partículas tienen la peculiaridad de poder cambiar el significado de la frase).

Colocar ciertos elementos importantes (ya veremos cuáles) al final de la frase no es cuestión de gustos o algo aleatorio, sino que forma parte de una estructura mucho más rígida si la comparamos con el español.

Una vez en clase me dijeron que era más importante respetar la estructura y orden de las oraciones que saber declinar perfectamente. Y en cierto modo es así. Una vez comprendes cuál es la estructura, empiezas a ser capaz de crear tus propias frases y de comunicarte con más naturalidad.

Así que ya sabes, aplícate el cuento (o mejor dicho, la película 😉 )

Si no como Yoda hablar quieres, el orden saber de la frase debes.

En esta entrada vamos a centrarnos en la estructura que siguen los distintos tipos de oraciones principales afirmativas. Dejaremos el orden de las oraciones negativas y subordinadas para más adelante porque el tema es denso y da para mucho.

Orden de la frase (1)

En primer lugar vamos a conocer cómo se denominan los distintos campos de la estructura de una frase para, luego, poder ordenar correctamente todos sus elementos.

Leer más »

Anuncios