¿Qué es una declinación? ¿Y un caso?

Se entiende por declinación aquello que causa terror a toda persona que se inicia en el aprendizaje del alemán, siendo además la causante de la mala fama adquirida en relación con el aprendizaje de otros idiomas.

Bromas aparte, la declinación no es otra cosa que el cambio que sufren determinados tipos de palabras según el género, el número y el caso gramatical.

Genus (Geschlecht) ⇒ maskulin (männlich) / feminin (weiblich) / neutral (sächlich)

Numerus (Zahl) ⇒ Singular (Einzahl) / Plural (Mehrzahl)

Kasus Nominativ (1. Fall) / Genitiv (2. Fall) / Dativ (3. Fall) / Akkusativ (4. Fall)

¿Declinación_

 

Las palabras desempeñan distintas funciones  dentro de una oración. Dependiendo de la función estas palabras tendrán un caso u otro (ya veremos más abajo a qué palabras les ocurre ésto).

El caso, por tanto, nos aclara qué función tiene una palabra y cuál es la relación que existe con los demás elementos de la oración.

El nominativo es la forma en la que normalmente aparecen las palabras (por ejemplo en el diccionario), es su forma básica por así decirlo. Pues bien, a esta forma básica le vamos a ir añadiendo una serie de desinencias que van a  cambiar dependiendo de la función que desempeñe la palabra o grupo de palabras dentro de la frase.

En español hay palabras que cambian según el género y el número, pero no según el caso, para eso tenemos las preposiciones (aún queda algún resto de una declinación anterior, pero no es tema que nos ocupe ahora mismo)

El libro de mi hermano

Le doy el libro a mi hermano

En la primera frase hemos marcado la pertenencia del libro (complemento del nombre) a través de la preposición de sin que el sustantivo (hermano) sufra algún cambio; en la segunda, hemos marcado el complemento indirecto (a quién doy el libro) con la preposición a sin que tampoco cambie nada en el sustantivo.

De igual manera, si analizamos la palabra libro en las dos frases, aún escribiéndose igual cumplen distintas funciones. En la primera el libro es el sujeto, y en la segunda es el objeto directo.

En español no hay nada en la terminación de los sustantivos que nos marque la función que desempeñan, habrá que preguntar siempre al verbo.

A través de la declinación el alemán establece la función de los objetos dentro de una frase, por tanto, gracias a ella podemos marcar el sujeto de una frase, el objeto directo, el objeto indirecto, etc.

Pongamos el ejemplo anterior en alemán:

Das Buch meines Bruders  (el libro de mi hermano)

Ich gebe meinem Bruder das Buch  (Doy el libro a mi hermano)

En la primera frase para marcar la pertenencia no se emplea ninguna preposición sino que se recurre a la declinación (meines Bruders). En la segunda frase pasa lo mismo, marcamos el objeto indirecto a través de la declinación (meinem Bruder) y no con la ayuda de una preposición.

Más adelante veremos la declinación paso a paso, ahora lo que pretendo es que comprendas que en alemán es muy importante atender a la terminación de las palabras para poder formar o traducir frases correctamente.

¿SE DECLINAN TODAS LAS CLASES DE PALABRAS?

Pues no, en alemán sólo se declinan los artículos, los pronombres, los sustantivos (cada vez menos) y los adjetivos.

¿CUÁNTOS CASOS TIENE EL ALEMÁN?

El alemán tan sólo tiene 4 casos (créeme, podría ser aún peor, hay idiomas como el ruso o el turco que tienen 6 declinaciones, el polaco que tiene 7 o el finés que cuenta con la friolera de 15 declinaciones. ¿A que ahora te sientes afortunado? xD

Vamos a explicar los casos desde la función gramatical que tiene cada uno (sujeto, objeto directo, objeto indirecto, etc.), ya que es la forma más sencilla de identificarlos. En próximas entradas explicaremos cada caso en detalle, ya que también existen verbos y preposiciones que van a ir acompañados por algunos de estos casos.

1. Fall → Nominativ (1º caso → Nominativo)

Es el primer caso y la forma básica (Grunfdorm) en la que aparecen las palabras que se declinan (sustantivos, artículos, pronombres y adjetivos).

En nominativo siempre aparece el sujeto de la frase y responde a la pregunta WER? o WAS? (quién o qué realiza la acción del verbo). Pero recuerda que no es su único uso.

Vamos a ver el mismo ejemplo cambiando el sujeto para que veas cómo cambia el artículo según el género.

Der Mann schläft auf dem Sofa (El hombre duerme en el sofá)

Die Frau schläft auf dem Sofa  (La mujer duerme en el sofá)

Das Kind schläft auf dem Sofa  (El niño duerme en el sofá)

Wer schläft auf dem Sofa? → Der Mann /Die Frau /Das Kind

¿Quién duerme en el sofá?, la respuesta dependiendo de la frase sería el hombre, la mujer o el niño.

He elegido una frase a modo de ejemplo en la que aparecen reflejados los 4 casos, donde cada uno de ellos va a desempeñar una función determinada. Los voy a ir marcando con color según convenga.

Meine Mutter schenkte mir den Ring meiner Großmutter  (Mi madre me regaló el anillo de mi abuela)

Para saber cuál es el sujeto preguntamos al verbo “¿quién me regaló el anillo?”. La única respuesta posible es: Mi madre.

2. Fall → Genitiv (2º caso → Genitivo)

El segundo caso del alemán es el genitivo. Con él expresamos la pertenencia (aunque ya veremos que no sólo se reduce a este uso puesto que también hay verbos y preposiciones que rigen este caso), es lo que en español llamaríamos complemento del nombre expresado a través de la preposición “de”.

Responde a la pregunta WESSEN? (¿de quién? tanto para personas como para cosas)

Das ist der Mantel des Mannes  (Este es el abrigo del hombre)

Das ist der Mantel der Frau  (Este es el abrigo de la señora)

Das ist der Mantel des Kindes  (Este es el abrigo del niño)

Wessen Mantel ist das? → Des Kindes

¿De quién es el abrigo? Del niño

Meine Mutter schenkte mir den Ring meiner Großmutter  (Mi madre me regaló el anillo de mi abuela)

Para averiguar el complemento del nombre (posesión o pertenencia) hay que formular la siguiente pregunta: ¿De quién es el anillo? La respuesta: De mi abuela.

En alemán no es tan sencillo identificarlo si uno no está habituado a la declinación. Por suerte, en el lenguaje oral se usa muy poco. En su lugar emplean la preposición VON seguida de dativo (VON + Dativ).

3. Fall → Dativ (3º caso → Dativo)

En el tercer caso, el dativo, la acción del verbo recae indirectamente sobre una persona u objeto, por eso en español lo llamamos objeto indirecto.  Responde a la pregunta WEM? (¿a quién? o ¿para quién ?)

Der Polizist hilft dem Mann  (El policía ayuda al hombre)

Der Polizist hilft der Frau  (El policía ayuda a la señora)

Der Polizist hilft dem Kind (El policía ayuda al niño)

Wem hilft der Polizist? → Dem Mann /der Frau /dem Kind

¿A quién ayuda el policía? Al hombre, a la mujer  o al niño.

Meine Mutter schenkte mir den Ring meiner Großmutter (Mi madre me regaló el anillo de mi abuela)

Wem schenkte meine Mutter den Ring? Mir

¿A quién regaló mi madre el anillo? A mí

4. Fall → Akkusativ (4º caso → acusativo)

Es el cuarto caso, aunque la mayoría de las veces aparece en las tablas en segunda posición porque suele estudiarse después del nominativo. En el acusativo la acción recae directamente sobre una persona o cosa, por eso se le llama objeto directo. Responde a la pregunta WAS? o WEN? (¿quién o qué recibe la acción del verbo?).

Ich kaufe einen Wagen  (Compro un coche)

Ich kaufe eine Uhr  (Compro un reloj)

Ich kaufe ein Buch  (Compro un libro)

Was kaufe ich? Einen Wagen/ eine Uhr/ ein Buch.

¿Qué compro? Un coche, un reloj o un libro.

Meine Mutter schenkte mir den Ring meiner Großmutter  (Mi madre me regaló el anillo de mi abuela)

Was schenkte mir meine Mutter? Den Ring

¿Qué me regaló mi madre? El anillo

CÓMO SE DECLINA EN ALEMÁN  ¿REALMENTE ES TAN DIFÍCIL?

El hecho en sí de declinar no es difícil (ahora puedes reírte todo lo que quieras), funciona manejando una serie de tablas como si fuesen ejes de coordenadas.

La dificultad la encontraríamos justo antes de empezar a declinar, ya que habría que determinar el género del sustantivo (si apareciese), si perteneciese a los poquísimos sustantivos que aún se declinan, si delante llevara un artículo determinado o indeterminado, un posesivo, un adjetivo, … porque dependiendo de todo lo anterior elegiremos una tabla u otra.

Finalmente, para poder utilizar esa tabla como un eje de coordenadas  necesitaríamos saber el caso, que nos lo marcaría el verbo, una preposición o simplemente la función que desempeñe dentro de esa frase (sujeto, objeto directo, etc.).

Si te estás preguntando dónde ¡grftjx! están esas tablas, no te desesperes, puesto que ya las estudiaremos a su debido tiempo. Si eres un poco “agonías” y no puedes esperar, aquí encontrarás una pequeña muestra.

No te preocupes porque con la práctica todo se aprende, además hay estructuras que se repiten tanto que terminas utilizándolas de manera casi mecánica. No tengas miedo al error porque de ellos también se aprende.

Aller Anfang ist schwer (Todo comienzo es difícil) 😉

Ya sabes que si te ha resultado útil o interesante siempre puedes compartirlo en tus redes para que así pueda llegar a más personas. Nos vemos pronto.

Tschüs!

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s