El orden de la frase en alemán (1). Sujeto y verbo.

Una de las cosas que más nos llama la atención a los hispanohablantes y “nos trae por la calle de la amargura” (y no estamos hablando de la declinación) es tener que esperar al final de la frase para captar el sentido completo de ésta.

Imagínate en una conversación en la que aparentemente te estás enterando de todo (o, al menos, eso crees) y de buenas a primeras, sin previo aviso, alguien termina la frase con un “an”, “vor” o “mit” ( pues te “descoloca”, y ver tu cara de incertidumbre tiene que ser todo un poema, pues estas partículas tienen la peculiaridad de poder cambiar el significado de la frase).

Colocar ciertos elementos importantes (ya veremos cuáles) al final de la frase no es cuestión de gustos o algo aleatorio, sino que forma parte de una estructura mucho más rígida si la comparamos con el español.

Una vez en clase me dijeron que era más importante respetar la estructura y orden de las oraciones que saber declinar perfectamente. Y en cierto modo es así. Una vez comprendes cuál es la estructura, empiezas a ser capaz de crear tus propias frases y de comunicarte con más naturalidad.

Así que ya sabes, aplícate el cuento (o mejor dicho, la película 😉 )

Si no como Yoda hablar quieres, el orden saber de la frase debes.

En esta entrada vamos a centrarnos en la estructura que siguen los distintos tipos de oraciones principales afirmativas. Dejaremos el orden de las oraciones negativas y subordinadas para más adelante porque el tema es denso y da para mucho.

Orden de la frase (1)

En primer lugar vamos a conocer cómo se denominan los distintos campos de la estructura de una frase para, luego, poder ordenar correctamente todos sus elementos.

Leer más »

Anuncios

Tipos de oraciones en alemán. Satzarten im Deutschen.

Así, grosso modo, podemos diferenciar entre oraciones principales y oraciones subordinadas.

En esta entrada vamos a ver cuáles son fundamentalmente los tipos de oraciones principales que existen en alemán, dejando las subordinadas para otra ocasión. Pero antes de empezar a enumerar me gustaría explicar qué se considera oración principal y qué es una oración subordinada.

¿Cómo reconocer si estamos ante una oración principal o una subordinada en alemán?

Una oración principal es aquella que tiene sentido por sí misma; la subordinada no.

Una oración principal es la que presenta la idea principal; la subordinada amplia esa idea o la modifica.

Una oración principal es totalmente independiente, es decir, puede aparecer sola; la subordinada depende siempre de una oración principal y aparece separada por una coma. Si apareciese sola no tendría pleno sentido ni sería correcta gramaticalmente (porque faltaría algo).

El primer elemento en una oración subordinada es siempre una conjunción y el segundo, el sujeto.

Ya veremos que según el tipo de oración principal, el verbo conjugado puede ocupar la primera o segunda posición, mientras que en una oración subordinada, el verbo siempre aparece al final absoluto de frase.

Si eliminamos la oración subordinada, la principal sigue teniendo sentido pleno, sin embargo, no podemos eliminar una oración principal, ya que la subordinada por sí sola dejaría de tener sentido.

Veamos todo esto a través de un ejemplo:

Ich trinke Wasser, weil ich Durst habe.  (Bebo agua porque tengo sed)

Ich trinke Wasser  (bebo agua) sería la oración principal. Tiene sentido pleno y el verbo conjugado (trinke) aparece en segunda posición. Además, no la podríamos eliminar porque si no la frase dejaría de tener sentido.

Weil ich Durst habe  (porque tengo sed) sería la oración subordinada. Por sí sola no tiene sentido pleno, el verbo conjugado está colocado en última posición (habe), está introducida por una conjunción (weil), aparece separada de la principal por una coma y si la eliminamos, la oración principal sigue teniendo sentido.

La oración subordinada puede aparecer después de la principal, como es el caso anterior, o justo delante:

Weil ich Durst habe, trinke ich Wasser  (Porque tengo sed bebo agua)

Cuando esto ocurre, el orden de la oración principal cambia, primero aparece el verbo (trinke) y a continuación el sujeto (ich). 

Una vez aclarado esto vamos a ver los principales tipos de oraciones principales que tiene el alemán.

Tipos

Leer más »

Cómo formar el plural de los sustantivos alemanes

No hay dos sin tres, y en alemán, no hay dos sin ocho 😉

Si piensas que para formar el plural en alemán sólo basta con añadir -s o -es como en español, estás muy equivocado, pues para formar el plural en alemán existen no dos, ni tres, ni cuatro, sino nada más y nada menos que la friolera de ocho terminaciones distintas (lo de la friolera viene de perlas porque da escalofríos sólo de pensarlo).

Si aún sigues ahí (tengo mis dudas porque el susto habrá sido tremendo) te invito a que sigas leyendo porque…no todo iba a ser tan malo.

El (1)

La buena noticia es que, a pesar de tener tres artículos para el singular (der, die, das), sólo hay un artículo de plural (die). Da igual el género que tenga la palabra, si queremos formar el plural, además de la terminación correspondiente, habrá que cambiar el artículo por “die”.

der Tisch  (mesa) –  die Tische  (mesas)

das Auto  (coche) –  die Autos  (coches)

Lo del mismo artículo está muy bien pero en cuanto a las terminaciones, …

Ojalá pudiese darte una regla infalible para saber qué terminación recibe cada palabra en plural, pero es que no la hay. El plural se puede formar de varias maneras: hay sustantivos a los que se le añade una serie de desinencias o terminaciones; otros que cambian la vocal a Umlaut; y otros que no añaden ni cambian nada, es decir, tienen la misma forma tanto en singular como en plural. Así que lo más recomendable sería aprender cada palabra con su artículo y su forma de plural.

Pero para deciros esto no haría falta escribir ningún post, oder? Seguro que estás esperando a que diga:

– Venga va…, no existen reglas generales que te garanticen el 100% de los casos (tampoco es que formen el plural según su antojo),… peeeerooo sí que existen ciertas “reglillas” encabezadas por “la mayoría de …” que nos van a cubrir desde el 70% al 98% de los casos, que no está nada mal.

¡A que sí! ¿A que lo estabas esperando? si es que ya nos conocemos…, así que vamos a ver cuáles son las terminaciones de plural y  esas “reglillas” o regularidades.

Leer más »

El artículo determinado e indeterminado en alemán. Formas y usos

De sobra es sabido que en alemán existen tres géneros: masculino, femenino y neutro. Lo que no es “tan sabido” es que la forma de estos artículos va a cambiar según el género, número y caso del sustantivo al que acompañen.

Que concuerden en género y número lo tenemos claro pero ¿en caso?, ¿qué es eso del caso? Pues no es otra cosa que empezar a declinar, meine Damen und Herren. La declinación sirve para indicar la relación que existe entre los nombres y los demás elementos de una frase. En alemán hay cuatro casos: nominativo, acusativo, dativo y genitivo. Que utilicemos un caso u otro va a depender de la función que desempeñen los nombres dentro de la frase. No es lo mismo la función de sujeto (Nominativ) que la de objeto directo (Akkusativ) o indirecto (Dativ).

Keine Panik! ya hablaremos de los casos largo y tendido, pero es necesario que vayas teniendo una primera toma de contacto para ir acostumbrándote a ellos.

Artículo determinado e indeterminado

 El artículo determinado

También conocido como artículo definido, en alemán Bestimmter Artikel. Este artículo nos da una información del sustantivo al que acompaña, indicando que ese sustantivo es algo que ya conocemos. En español tiene varias formas: el, la, lo (en algunas ocasiones), las y los. Estas formas concuerdan en género y número con el sustantivo al que acompañan. Igual ocurre en alemán, solo que, además, habría que concordar en caso. Pongamos algún ejemplo:

La profesora regala un libro (sujeto/nominativo)

Los niños regalan un libro a la profesora (objeto indirecto/dativo)

El libro de la profesora (complemento del nombre/genitivo)

El artículo que acompaña a “profesora”, en este caso, no ha cambiado en ninguna de las tres frases, aun desempeñando distintas funciones. Al utilizar el artículo determinado, estamos indicando que sabemos de qué profesora estamos hablando, no es una profesora cualquiera.

Veamos ahora los mismos ejemplos en alemán. No pretendo explicar ahora la declinación del artículo, sólo quiero que veas cómo en alemán sí que cambia su forma dependiendo de la función que desempeñe dentro de una frase.

Die Lehrerin schenkt ein Buch (nominativo/sujeto)

Die Kinder schenken der Lehrerin ein Buch (dativo/objeto indirecto)

Das Buch der Lehrerin (genitivo/complemento del nombre)

Para entenderlos mejor veamos la siguiente tabla. En ella están representadas todas las formas del artículo determinado en alemán (funciona como un eje de coordenadas).

Leer más »

ß oder ss? Cómo utilizarlas correctamente

He ahí la cuestión 😉

Vamos a intentar explicarlo lo más fácil y breve posible.

s-oder-ss

Después de la última reforma ortográfica (2006) llevada a cabo por el Consejo para la Ortografía alemana (Rat für deutsche Rechtschreibung), el uso de la ß queda recogido de la siguiente manera:

Se escribe ß después de vocales largas y diptongos si la raíz no termina en otra consonante (en ese caso se escribiría con -s*). 

die Straße  [shtraaase]  (la calle)

groß  [grooos]  (grande)

der Strauß  [shtraus]  (avestruz, ramo de flores)

heißen  [jaisen]  (vb. llamarse)

grüßen  [grüsen]  (vb. saludar)

das Maß  [maaas]  (la medida)

Pero como toda buena regla… tiene también sus excepciones (Ausnahmen).

Ausnahmen:

  • La preposición aus y sus derivados → heraus, hinaus, etc.
  • Meist⁄ens, Rest⁄e → la raíz de la palabra no termina en -s*, sino en otra consonante (-t).

Todo esto está muy bien pero…¿cómo sabemos hasta dónde llega la raíz de una palabra?

Pongamos un ejemplo en español:

Pago, pagar, pagarés, … todas ellas tienen algo en común, la raíz pag-. A esta raíz se le han añadido sufijos o terminaciones diferentes que le aportan distintos significados. Para llegar a la raíz de una palabra debes quitar esas terminaciones (si las llevase) para quedarte con la parte de la palabra que permanece invariable al cambiar de sufijo. Los sufijos por sí solos no tienen significado, son ellos los que aportan el significado al unirse a la raíz de una palabra.

Lo mismo ocurre con los prefijos, pero éstos se colocan delante de la raíz. Tomemos la palabra pago, ésta está compuesta de pag- (raíz) y -o (sufijo). Si le añadimos pre- delante formaremos una palabra totalmente distinta a la original, prepago.

Pues lo mismo ocurre en alemán, hay una palabra “base”, que es la raíz, a la que se le van a ir añadiendo sufijos y/o prefijos para obtener palabras distintas. Pongamos un ejemplo:

Leer más »

El presente de los verbos regulares: das Präsens (Regelmäßige Verben)

Ya el título de la entrada nos revela lo que nos vamos a encontrar más adelante, los “temidos” verbos irregulares. Pero no temas aún porque no es lo que venimos a tratar hoy, sólo me ha surgido una pregunta: ¿Por qué cada vez que estudiamos una lengua hay que distinguir entre verbos regulares e irregulares? ¿No hay ninguna lengua en la que todos los verbos sean regulares?

Regular en un verbo quiere decir que su raíz no va a sufrir cambios en ninguna de sus personas ni de sus tiempos. Por suerte, la mayoría de verbos alemanes son regulares, peeeero hay un gran número de verbos importantísimos y de uso diario que son irregulares y que, por tanto, tendrás que aprenderte.

A continuación vamos a ver cómo se conjuga un verbo regular en presente de indicativo, algunas características especiales y cuándo podemos emplearlo.

el

¿Cómo se conjuga un verbo regular en presente?

Para conjugar un verbo regular en presente primero hay que saber cuál es su raíz para, a continuación, añadirle las terminaciones correspondientes de cada persona (ver tabla más abajo).

La raíz de un verbo se obtiene al quitarle la terminación -en (terminación de la inmensa mayoría de verbos) a su infinitivo. Veamos varios ejemplos:

Leer más »

Los pronombres personales. Die Personalpronomen

Ya que estamos empezando a construir nuestras primeras frases en alemán (ver sección Personalien), sería conveniente saber utilizar el resto de personas. Nos hemos centrado, hasta ahora, en el empleo de la primera persona (yo), la segunda (tú) y la forma de cortesía (usted/ustedes) para el intercambio de datos personales.

Antes de comenzar me gustaría hacer un pequeño apunte.

¿Qué es un pronombre?

La palabra proviene del latín, pronomen, y significa “en lugar del nombre”.

Los pronombres no acompañan al nombre, sino que ocupan su lugar, lo reemplazan, la mayoría de las veces para evitar la repetición y hacer más fluida la lectura.

Los pronombres personales sirven para designar a la persona que habla o que realiza la acción del verbo, en el caso de la primera persona (yo, nosotros, nosotras), al interlocutor o persona que nos está escuchando, en el caso de la segunda persona (tú, usted, vosotros, vosotras, ustedes) y a todo aquello que les rodea, en el caso de la tercera (él, ella, ellos, ellas), sean personas o no.

Hecho el apunte, seguimos.

Die Personalpronomen

die Personalpronomen (1)

1ª persona del singular: ich

La primera persona designa a la persona que habla o escribe.

Hemos hecho uso de este pronombre al hablar de nuestros datos personales, por ejemplo:

Ich heiße Laura   (Me llamo Laura)

Ich komme aus Spanien   (Vengo/Soy de España)

simbolo-atencion El pronombre siempre tiene que estar presente. Únicamente se puede omitir en frases coordinadas con “und”, donde el sujeto sea el mismo en ambas frases,  o en frases imperativas.

Ich heiße Laura und komme aus Spanien   (Me llamo Laura y vengo de España)

Hemos coordinado las dos frases anteriores con el conector und (y). No hemos repetido el sujeto (ich) porque es el mismo para las dos frases.

2ª persona del singular: du

La segunda persona designa a la persona que escucha o lee.

El interlocutor, en la mayoría de los casos, suele ser una persona de confianza, un familiar, amigo o persona muy joven.

Hast du die Eintrittskarten?   (¿Tienes las entradas?)

Leer más »

¿Por qué algunos nombres de países llevan artículo y otros no?

¿Te lo has preguntado alguna vez?

Si tu respuesta es sí, sigue leyendo, y si tu respuesta es no, sigue leyendo de todas formas porque ya te la plantearás más adelante 😉

Que los países aparezcan o no acompañados del artículo va a depender del género que éstos tengan. No suele ser un problema hasta que la declinación entra en juego. Por ejemplo, cuando queremos decir nuestra procedencia y hay que hacer uso de las preposiciones. Suele ser un tema que se trata en los primeros días de clase y te puedes imaginar la cara de terror del profesor o profesora si tiene algún alumno cuyo lugar de procedencia es un país de los que lleva artículo (bueno, la cara de terror realmente la pondrá el resto de la clase ).

¿Por qué algunos países llevan artículo y otros no- (1)

Hay una regla que dice:

Los nombres de países, normalmente, aparecen sin artículo.

Deutschland, Argentinien, Portugal, Mexico, Polen…

La inmensa mayoría de los países son neutros, pero han omitido su artículo, por eso no van acompañados del artículo das. Veamos varios ejemplos:

Ich komme aus Spanien   (Vengo de España / Soy de España)

Ich wohne in Österreich  (Vivo en Austria)

Italien ist ein schönes Land   (Italia es un país muy bonito)

Excepcionalmente, pueden aparecer con el artículo cuando delante del nombre hay un adjetivo o atributo.

Das wunderschöne Frankreich  (la hermosa Francia)

Das alte China  (la antigua China)

Ahora bien, los países femeninos han mantenido su artículo y aparecen junto a ellos. Por suerte la lista no es muy extensa y es fácil aprenderlos.

Leer más »

Der? Die? Das? O cómo determinar el género de una palabra

¿Problemas con los artículos? ¡Bienvenidos al club! 😉

Ya sabemos que el alemán tiene tres géneros para las palabras, y que cada uno de ellos se reconoce por el determinante que les acompaña: der [déa] para el masculino, die [di] para el femenino y das [das] para el neutro.

Der- Die- Das- (1)

Lamentablemente no existe una fórmula secreta. Es imposible establecer reglas para averiguar con exactitud el género de las palabras en alemán. Las coincidencias con nuestro idioma van a ser escasas, de ahí la importancia de aprenderse cada palabra con su artículo, y si puede ser también con su forma de plural, mejor.

Si la palabra aparece con su determinante correspondiente es gibt kein Problem (no hay ningún problema), el Problem lo encontramos cuando somos nosotros los que tenemos que averiguar el género que corresponde a cada palabra.

Hemos dicho que no existen reglas, pero sí que existen ciertas coincidencias o regularidades que nos pueden ayudar a ponerle género a una palabra sin que ello se convierta en una lotería y, por tanto, fallar menos.

Veamos cuáles son esas regularidades.

Leer más »