Los pronombres personales. Die Personalpronomen

Ya que estamos empezando a construir nuestras primeras frases en alemán (ver sección Personalien), sería conveniente saber utilizar el resto de personas. Nos hemos centrado, hasta ahora, en el empleo de la primera persona (yo), la segunda (tú) y la forma de cortesía (usted/ustedes) para el intercambio de datos personales.

Antes de comenzar me gustaría hacer un pequeño apunte.

¿Qué es un pronombre?

La palabra proviene del latín, pronomen, y significa “en lugar del nombre”.

Los pronombres no acompañan al nombre, sino que ocupan su lugar, lo reemplazan, la mayoría de las veces para evitar la repetición y hacer más fluida la lectura.

Los pronombres personales sirven para designar a la persona que habla o que realiza la acción del verbo, en el caso de la primera persona (yo, nosotros, nosotras), al interlocutor o persona que nos está escuchando, en el caso de la segunda persona (tú, usted, vosotros, vosotras, ustedes) y a todo aquello que les rodea, en el caso de la tercera (él, ella, ellos, ellas), sean personas o no.

Hecho el apunte, seguimos.

Die Personalpronomen

die Personalpronomen (1)

1ª persona del singular: ich

La primera persona designa a la persona que habla o escribe.

Hemos hecho uso de este pronombre al hablar de nuestros datos personales, por ejemplo:

Ich heiße Laura   (Me llamo Laura)

Ich komme aus Spanien   (Vengo/Soy de España)

simbolo-atencion El pronombre siempre tiene que estar presente. Únicamente se puede omitir en frases coordinadas con “und”, donde el sujeto sea el mismo en ambas frases,  o en frases imperativas.

Ich heiße Laura und komme aus Spanien   (Me llamo Laura y vengo de España)

Hemos coordinado las dos frases anteriores con el conector und (y). No hemos repetido el sujeto (ich) porque es el mismo para las dos frases.

2ª persona del singular: du

La segunda persona designa a la persona que escucha o lee.

El interlocutor, en la mayoría de los casos, suele ser una persona de confianza, un familiar, amigo o persona muy joven.

Hast du die Eintrittskarten?   (¿Tienes las entradas?)

Leer más »

Anuncios

¿Por qué algunos nombres de países llevan artículo y otros no?

¿Te lo has preguntado alguna vez?

Si tu respuesta es sí, sigue leyendo, y si tu respuesta es no, sigue leyendo de todas formas porque ya te la plantearás más adelante 😉

Que los países aparezcan o no acompañados del artículo va a depender del género que éstos tengan. No suele ser un problema hasta que la declinación entra en juego. Por ejemplo, cuando queremos decir nuestra procedencia y hay que hacer uso de las preposiciones. Suele ser un tema que se trata en los primeros días de clase y te puedes imaginar la cara de terror del profesor o profesora si tiene algún alumno cuyo lugar de procedencia es un país de los que lleva artículo (bueno, la cara de terror realmente la pondrá el resto de la clase ).

¿Por qué algunos países llevan artículo y otros no- (1)

Hay una regla que dice:

Los nombres de países, normalmente, aparecen sin artículo.

Deutschland, Argentinien, Portugal, Mexico, Polen…

La inmensa mayoría de los países son neutros, pero han omitido su artículo, por eso no van acompañados del artículo das. Veamos varios ejemplos:

Ich komme aus Spanien   (Vengo de España / Soy de España)

Ich wohne in Österreich  (Vivo en Austria)

Italien ist ein schönes Land   (Italia es un país muy bonito)

Excepcionalmente, pueden aparecer con el artículo cuando delante del nombre hay un adjetivo o atributo.

Das wunderschöne Frankreich  (la hermosa Francia)

Das alte China  (la antigua China)

Ahora bien, los países femeninos han mantenido su artículo y aparecen junto a ellos. Por suerte la lista no es muy extensa y es fácil aprenderlos.

Leer más »

Der? Die? Das? O cómo determinar el género de una palabra

¿Problemas con los artículos? ¡Bienvenidos al club! 😉

Ya sabemos que el alemán tiene tres géneros para las palabras, y que cada uno de ellos se reconoce por el determinante que les acompaña: der [déa] para el masculino, die [di] para el femenino y das [das] para el neutro.

Der- Die- Das- (1)

Lamentablemente no existe una fórmula secreta. Es imposible establecer reglas para averiguar con exactitud el género de las palabras en alemán. Las coincidencias con nuestro idioma van a ser escasas, de ahí la importancia de aprenderse cada palabra con su artículo, y si puede ser también con su forma de plural, mejor.

Si la palabra aparece con su determinante correspondiente es gibt kein Problem (no hay ningún problema), el Problem lo encontramos cuando somos nosotros los que tenemos que averiguar el género que corresponde a cada palabra.

Hemos dicho que no existen reglas, pero sí que existen ciertas coincidencias o regularidades que nos pueden ayudar a ponerle género a una palabra sin que ello se convierta en una lotería y, por tanto, fallar menos.

Veamos cuáles son esas regularidades.

Leer más »